Consumo de carne de caballo: ritual sagrado de la nación mapuche

Las comunidades mapuches de Chile comen carne de caballo en sus festividades como hace cientos de años atrás, en una época pródiga, cuando todavía poseían miles de animales y dominaban la Patagonia. Eso cuenta la fotógrafa Claudia Astete, que participó de una celebración por la recuperación de tierras en el 2009, en el blog Sitiocero:”Hoy tenemos carne de caballo, demostrando abundancia”. De este lado de la cordillera la carne de caballo también se consume, aunque esporádicamente, en la ceremonia mapuche mas importante: el nguillatun, la gran rogativa.

“El caballo era para los mapuches un animal sagrado y lo sigue siendo. Ellos tenían una relación totalmente espiritual con él”, explicó a Agencia TAO el antropólogo Carlos Martínez Sarasola, quien desde hace muchos años visita a algunas de las 60 comunidades mapuches del norte de Neuquén.

02Caballo_JulietaSalomon_DSC5298

“El indígena tiene una relación con los animales muy distinta a la nuestra: mata para comer pero pide permiso para matar. No es como nosotros que hacemos una industrialización del matar”, explicó Sarasola. Foto: Agencia TAO

En el nguillatun, una ceremonia ancestral de pedido de fertilidad que dura tres días con sus noches, los caballos son centrales. Los jinetes galopan alrededor del círculo de personas que danzan para protegerlos a ellos y al espacio sagrado. En el segundo día, se atan dos ovejas (una blanca y otra negra) mirando hacia el Este. En la comunidad que visita Sarasola suelen usar un potrillo y una potranca y, como símbolo de los antiguos sacrificios, los sueltan al final de la ceremonia. Pero Sarasola recuerda que el año pasado una familia de la comunidad compartió un caballo para faenarlo durante el ritual.

“El caballo llegó a formar parte de la dieta de los mapuches y tehuelches durante los siglos XVIII y XIX. Ellos tenían miles de caballos. Con la conquista del desierto pasaron a un momento de faltante de comida y entonces el caballo pasó a ser una pieza mucho mas valiosa”, señaló el investigador. Hoy ese consumo es marginal. “Comen muy poca carne, de chivo, vaca y oveja, porque comercializan a los animales. Al caballo lo cuidan, es oro en polvo”, dijo el antropólogo, que dirige El orejiverde, periódico digital de los pueblos indígenas.

Foto: Julieta Salomón

Marisol Meza / M.M. / C. 03

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s