Sugar daddies y sugar babies: acuerdos perfectos, ¿relaciones ideales?

nota principal

Con 25 años, Valentina se define como una sugar baby profesional. Vive en México y se contacta con sus candidatos únicamente por Twitter. Foto: @valentina_gdl

Las relaciones sugar nacieron de la tentadora idea de crear la pareja perfecta en la que ambas partes salgan beneficiadas. Quienes se vuelven sugar daddies y sugar babies están al acecho de un acuerdo perfecto: dar lo que el otro busca a cambio de recibir lo que uno quiere, cuando quiere. Esta nueva y controvertida forma de relacionarse fue lo que inspiró al experto en tecnología Brandon Wade a crear en el 2006 el actual sitio líder en citas sugar SeekingArrangement.com, donde navegan hombres y mujeres de 139 países en busca de “Relaciones en sus propios términos”.

Valentina conoce sobre las citas sugar desde los 23 años. Los hombres que buscan su compañía la consienten con regalos y ya ha logrado viajar a distintas partes del mundo gracias a sus acuerdos. De igual manera Natalia, que también vive en México, tiene 20 años y hace tres que es sugar baby por consejo de una amiga. “Siempre he tenido gusto por los hombres mayores así que no me resultó difícil”, aclara.

La mecánica de la relación es simple. Tras algunos mensajes y llamadas, las partes involucradas llegan a un acuerdo verbal. “Por lo general el primer encuentro es solo para conocernos y ver si hay química y si es así, entonces procedemos a hablar de si estamos buscando una relación corta o a largo plazo, cada cuánto nos veríamos, si me daría un subsidio o solo consentirme con regalos”, detalla Natalia.

SeekingArrangement no es el único lugar para buscar este tipo de parejas. En Facebook, quizás para evitar costos de membresía, existen grupos cerrados que funcionan de modo similar. En Twitter, algunas babies prefieren exhibirse y proporcionar los datos de su cuenta de Paypal para quienes quieran pagar por sus gastos y tener una cita.

En busca de una vida mejor

Natalia recuerda su mejor experiencia con un contador casado de 34 años y que terminó hace menos de un año: “Era un apasionado de la literatura, muy culto y de mundo, todo un caballero y muy divertido. Cuando estábamos juntos conducíamos por la ciudad mientras hablábamos de todo un poco y me iba a dejar a mi casa. Me hablaba de su vida y de los retos que enfrentaba día a día. Le gustaba aconsejarme para que me preparara para el mundo real”.

Los daddies, personas exitosas que ostentan una vida de lujos y viajes, dicen no buscar compañía profesional paga, sino mujeres bellas e interesantes a quienes consentir. Para ellas es la puerta de entrada a un mundo exclusivo: un mentor experimentado que las guíe en sus proyectos es, a veces, más valioso que el dinero.

Sin embargo, tanto en Estados Unidos como en algunos países de Latinoamérica, fueron los altos aranceles universitarios la razón principal por la cual muchas jóvenes decidieran buscar daddies para financiar sus carreras. Rosa, de Aguascaliente, México, estudia psicología e ingeniería en agricultura sustentable y está dispuesta a brindar lo que su daddy pida por 2 mil pesos mexicanos al mes.

Mas allá del monto acordado, los sugar afirman que estas relaciones no se basan exclusivamente en lo sexual. Aunque es una posibilidad si ambas partes lo desean luego de haberse conocido personalmente. Jessica Roblero, creadora del grupo de Facebook Sugar Baby, Sugar Daddy México DF, obtuvo 8 mil pesos mexicanos (750 dólares) en su primer acuerdo que incluyó sexo anal y oral sólo a él. Sin embargo, la relación terminó luego de tres meses cuando ella se enamoró. Enamorarse parece ser lo único prohibido en este nuevo tipo de relaciones que convoca, sólo en SeekingArrangement, a más de 3 millones de mujeres.

Natalia cree que dejará de ser una baby cuando llegue el momento de tener una relación formal con alguien de su edad. Pero aclara: “Si todo lo demás falla, pienso seguir aquí”.

Marisol Meza y Julieta Salomón / J.S. / C. 03

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s