Argentina etiqueta a favor de la salud y la alimentación responsable

El 26 de octubre se aprobó en la cámara de diputados el proyecto de Ley de Etiquetado Frontal en Alimentos. Luego del intento fallido del 5 de octubre por falta de quórum en una sesión especial, hubo conversaciones entre los bloques y se logró  sancionar. La ley busca dar acceso a una información que debería ser un derecho: saber qué productos pueden ser perjudiciales para la salud en un país que presenta un 66% de personas con exceso de peso y un 33,7% con sobrepeso.

En qué consiste la Ley de etiquetado frontal

El proyecto, cómo se puede leer en su segundo artículo, busca promover una alimentación saludable por parte de la población en general, pero en especial de las niñas, niños y adolescentes. Si la ley se aprueba, en los paquetes de productos ultraprocesados se podrá ver un etiquetado negro que informa el exceso de nutriente crítico que contiene el producto.

Los límites  están determinados  por el perfil de nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en concordancia con las Guías Alimentarias para la población Argentina (GAPA) que son realizadas por el Ministerio de Salud. Utilizar los criterios de la OPS permite que los consumidores decidan su compra en base a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La ley 

El etiquetado frontal de alimentos no se reduce solo a un cambio en el packaging, también tiene como fin regular la publicidad de los alimentos que queden bajo la normativa. Los productos destinados al público infantil que contengan el etiquetado no podrán ser promocionados ni publicitados, deberán mostrar los símbolos de advertencia que poseen, además de utilizar un mensaje donde se promuevan hábitos saludables y no podrán hacer uso de imágenes de personajes, celebridades, deportistas ni dibujos animados, “La ley va a generar un impacto muy fuerte, quizás se busquen estrategias por fuera de la publicidad tradicional”, asegura Anahí Abella, Licenciada en Ciencias de la Comunicación Social, especialista en el área de investigación de mercado y estrategias de comunicación. El tabaco es un ejemplo de cómo se han intentado saltar las barreras que se le han puesto en los medios, cuando se prohibió su publicidad, la tabacaleras utilizaron activaciones y promociones en lugares como boliches y bares, “ahora con la ley se prohibirían todos estos casos porque están bien detallados, la promoción y pruebas de productos quedan contemplados bajo lo que es publicidad”, afirma Abella.

Hay quórum y hay ley

El 5 de octubre se realizó una sesión especial en la cámara de diputados, la ley de etiquetado frontal formaba parte del temario entre algunos de los proyectos que se iban a tratar. La oposición no se presentó en el recinto por lo que no hubo quórum y no pudo darse la sesión. La diputada Florencia Lampreabe a raíz de lo sucedido declaró a Agencia Tao: “Juntos por el Cambio tiene una mirada de que la elección política se la dan al oficialismo cuando no prestan el quórum, cuando en realidad están negando derechos a la ciudadanía”. Lampreabe, diputada nacional representante de la provincia de Buenos Aires aseguró que más de la mitad del bloque JxC se opone o no revela su postura. “probablemente porque se encuentran más condicionados por el lobby de la gran empresa alimentaria y en lugar de dar un debate frontal de cara a la gente sentándose en las bancas y diciendo qué intereses defienden, se esconden detrás de estas artimañas para no garantizar derechos y no mostrar su postura abiertamente ”, expuso la diputada.

Luego de tres semanas, en una nueva sesión hubo la cantidad necesaria para decidir y la ley pudo ser aprobada. El proyectó fue debatido por varias horas, y llegando a la medianoche se pasó a la votación, que dio un resultado de 200 votos a favor, 22 negativos y 16 abstenciones. Esta sesión se dio en una vuelta a la presencialidad total.

Imagen adquirida por Agencia TAO

Pasó más de un año desde que el proyecto logró la media sanción en el senado, desde ese día parte de la industria había ejercido presión para que no llegara a la cámara de diputados. Desde ese sector se vaticinan riesgos en las fuentes de trabajo, obstáculos en el comercio y en la reactivación económica del país. La Cámara de Comercio de los EE.UU en Argentina (AmCham Argentina) mediante un comunicado de prensa se posicionó en contra de la ley e intentó alertar sobre las consecuencias de la aplicación de este proyecto, que según ellos se debe aplicar, pero de una manera clara, equitativa y eficaz, “demoniza una serie de alimentos, que contienen nutrientes críticos, como el azúcar, y que forman parte del tejido productivo de numerosas provincias”, informan desde AmCham Argentina. Según el comunicado de la cámara, la mal llamada “Ley de Promoción de la Alimentación Saludable” subestima la habilidad de los consumidores para seleccionar una dieta variada, imponiendo un modelo punitivo, que provoca temor e incongruencia

Problemática por resolver

La ley llega a un país en el cual el 70% de la población padece una enfermedad no transmisible (ENT), estas son aquellas que surgen no por un hecho agudo, sino por causas a largo plazo, es decir, que se pueden prevenir. Ejemplos de ENT son la diabetes, la hipertensión arterial, afecciones en los riñones, enfermedades respiratorias y algún tipo de cáncer. El tabaco, la alimentación inadecuada, el exceso de alcohol y la falta de actividad física se consideran los principales causantes de estos padecimientos.Si se toman las GAPA, una alimentación saludable se da cuando ésta brinda todos los nutrientes necesarios para que una persona lleve a cabo sus actividades diarias, de no ser así, se pueden generar riesgos en la salud. En Argentina hay más de 25 millones de personas que tienen exceso de peso. Tanto adultos, como niños y niñas en edad escolar padecen sobrepeso y una mala alimentación es la principal causa. “Una de las razones por la que se da una alimentación incorrecta es por la globalización alimentaria -subraya Verónica Risso Patrón, Licenciada en Nutrición y Coordinadora del Programa Nacional de Alimentación Saludable y Prevención de la Obesidad en el Ministerio de Salud- ya que se consumen en exceso productos ultraprocesados”. Estos cuentan con niveles altos de nutrientes críticos: azúcar, grasas y sal que, en exceso, facilitan la aparición de ENT. Ante este panorama se necesitan políticas públicas que ayuden a revertir una tendencia que va en aumento según se puede ver en la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo elaborada por el Ministerio de Salud y el INDEC.

Que haya cambios en la alimentación tiene múltiples determinantes, la variación en los precios, en los ingresos, la forma en que se comercializan los productos y el marketing tienen responsabilidad en este proceso. La decisión es individual pero lo que sucede alrededor crea hábitos y condiciona a los consumidores. En el packaging de los alimentos prevalece el nombre de la marca, los colores que llaman al consumidor, en ocasiones se hace uso de algún personaje que atrae al público infantil, el cuadro nutricional termina relegado muchas veces al dorso y en un tamaño que dificulta la lectura clara. En un Informe realizado en el 2020 por la consultora Quiddity, se llegó a la conclusión de que hay intención por parte de los consumidores de querer leer los rótulos nutricionales.

En los últimos años se ha dado un aumento en el consumo de alimentos que contienen un alto nivel de procesamiento, con un contenido energético alto y un bajo valor nutritivo. A la par de esta tendencia en alza, en las últimas dos décadas el consumo de alimentos sin procesar, como frutas y verduras, bajó un 41%. Los resultados de la encuesta demuestran que en la Argentina se repite lo que sucede a nivel global. Según un reporte de la OPS, el país es líder junto a Chile y México en ventas anuales per cápita de productos ultraprocesados en Latinoamérica. Es por eso que en estos países también se ha aplicado el etiquetado a los alimentos con excesos, Uruguay y Perú se suman a la lista en la región.

El Poder Ejecutivo tiene 90 días para que la flamante ley sea reglamentada. Luego llegará el momento de que se adecuen las empresas, los que decidan adaptar sus productos tendrán un plazo de dos años a partir de la reglamentación.

Después de una larga espera y un trabajo de organizaciones sociales y profesionales, el primer paso para combatir los hábitos de consumo alimentario y revertir los índices preocupantes de ENT está dado

Páginas relacionadas:

https://www.paho.org/es/temas/etiquetado-frontal

Investigación, Philipp Streckenbach

Multimedia, Fedra Fanny Nuñez

Redacción, Eddie Agustín Murphy

Edición,  Ymelda Rosmery Alayo Rodríguez

Esta entrada fue publicada en Comer bien, Ley de Etiquetado Frontal, Sin categorizar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s