Acoso sexual en el deporte: una realidad muy presente

El acoso sexual en el ámbito deportivo no es un fenómeno nuevo pero parece haber adquirido mayor visibilidad durante la pandemia: en los últimos 18 meses se pueden contabilizar al menos ocho denuncias públicas. Lejos de estar vinculadas con un deporte en particular, las acusaciones provienen de varias disciplinas, como fútbol femenino, hándbol, remo, básquet, triatlón y hockey.

“En la pandemia aumentó la comunicación de los casos. Siempre ha habido problemas de este estilo y me parece que ahora hay un poquito más de libertad como para hacerlos públicos. La gente tiene menos vergüenza, menos miedo. Cada denuncia propicia otra. Se empieza a producir como una cadena: alguien se animó, entonces yo también me animo”, dijo a Agencia TAO el psicoanalista Oscar Mangione.

Carlos Torres, ex entrenador de fútbol femenino del club Deportivo Español, fue detenido el 19 de octubre acusado de un presunto abuso sexual a una jugadora de 15 años. Según la denuncia, Torres habría convocado a la menor para la firma de unos papeles en las instalaciones del club, y luego habría cerrado la puerta y abusado de ella.

El club confirmó que el entrenador fue apartado de su cargo y se puso a disposición de la denunciante para preservar la integridad del plantel femenino y de la institución.

“Es un abuso sexual con acceso carnal agravado porque se trata de una menor de 15 años y el hecho fue cometido justamente por un encargado de la educación o la guarda, como es un director técnico. Esta persona acusada, detenida e imputada por este aberrante hecho va a tener que pagar los años que el Código Penal disponga”, afirmó a Agencia Tao Paula Ojeda, abogada de la víctima.

Sin embargo, no se trata de un caso aislado. G.C, jugadora de la Selección femenina de hándbol,  “La Garra”, denunció que antes de la cuarentena obligatoria el entrenador de su ex-club, ubicado en la zona oeste del Gran Buenos Aires, al enterarse de que había  terminado la relación con su novio comenzó a enviarle mensajes de forma insistente para seducirla e invitarla a su casa. Además, la obligaba a presentarse a los entrenamientos treinta minutos antes como condición para ponerla de titular en los partidos del fin de semana.

G.C. denunció, además, que los dirigentes del club, en lugar de darle apoyo, la acusaron de “cagarle la vida a un hombre” al presentar la denuncia. “Me fui sola y no podía hablar con nadie porque no confiaba. La adaptación fue muy difícil. Por suerte mi nuevo director técnico se dio cuenta y me puso un psicólogo, en conjunto con el de la Selección Argentina. Ellos nos ayudaron mucho, en especial Guillermina Gordoa, la directora de Políticas de Género de la Secretaría de Deportes de la Nación, que hacía videollamadas preguntándome por la situación”, dijo G.C. a Agencia Tao.

El último caso es el de V., ex jugadora de hockey que denunció recientemente a Pablo Fernández Garaygorta, su ex entrenador, por haber abusado de ella hace una década cuando la víctima tenía entre 14 y 16 años. Asimismo, en julio de 2020 la remera Victoria Carrión también denunció por abuso sexual a su ex entrenador Aldo Pinta. Bianca Tedesco, árbitra de básquet, hizo lo propio ante el director de la escuela de árbitros en abril de este año. Cuatro jugadoras de fútbol femenino denunciaron a un entrenador de la AFA en mayo y, un mes después, se presentaron entre 2010 y 2018. En agosto, el director técnico de básquet Manuel Manfredi fue denunciado por abusar sexualmente de seis ex alumnos a lo largo de la década de los 90 en Santiago del Estero.

Para Gordoa, la demora en la denuncia y en la visibilización de los casos está vinculada al poder que ejerce el abusador sobre la víctima. “El poder del director técnico en la toma de decisiones las condiciona y en la mayoría de las ocasiones impide una denuncia previa por consecuencia de la minimización de las situaciones existentes por parte de los agresores y las instituciones deportivas”, dijo a Agencia Tao.

La mayor parte de los casos denunciados recientemente involucran entrenadores varones que sacan provecho de su autoridad. “Está claro que esas personas ya tienen una estructura perversa, la cual responde desde la ventaja que les da su ubicación de tener cierto ascendiente sobre personas que son generalmente más jóvenes que ellos”, dijo, por su parte, Mangione.

Gordoa no comparte este punto de vista: “No se trata de personas enfermas, ni de personas que tienen un trastorno, debemos entender que son producto de un sistema social que llamamos patriarcado y que este sistema el  que habilita este tipo de prácticas  como parte natural de la relación de poder.»

El compromiso de distintos organismos

El Ente Nacional de Alto Rendimiento (ENARD) dispone de protocolos y procedimientos para el abordaje de las situaciones de acoso y abuso sexual existentes. “La Defensoría tiene una aplicación y uno de sus ámbitos tiene que ver con la violencia de género. Todos los reportes son dirigidos directamente a mi dirección y cualquier situación recibida tiene una intervención institucional con el objetivo de que se apliquen los protocolos rápidamente con las medidas a tomar y pautas a seguir, explicó. la directora de Políticas de Género de la Secretaría de Deportes de la Nación.

Gordoa añadió: “A su vez, tratamos de articularlo permanente con el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad y se trabaja bajo extrema confidencialidad en todos los casos”. De todos modos,  aclaró que es una línea que solo funciona para los deportistas de seleccionados nacionales.

“Los avances en términos de visibilización, prevención y sanción de las violencias por razones de género; y el incremento concreto en la participación de las mujeres en los ámbitos deportivos en particular,  nos ha permitido construir dos cuestiones claves: creer y actuar colectivamente” concluyó Gordoa.

Redacción: Nicolás Márquez Reartes e Iñaki García Conte.

Edición: Nicolás Márquez Reartes.

Investigación periodística: Diego Santisteban, Ariel Bujeiro, Iñaki García Conte, Maria Laura Marcondes Machado de Assis, Nicolás Márquez Reartes.

Producción audiovisual: Iñaki García Conte, Nicolás Márquez Reartes y Diego Santisteban.

Edición audiovisual: Nicolás Márquez Reartes.

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s