Facundo Soto: fútbol, literatura y diversidad

Facundo Rodolfo Soto es escritor, psicólogo, fue jugador de futbol en Los Dogos y trabajador del área de recursos humanos de una agencia en el corazón de ese gris microcentro de nuestra ciudad. Editó varios libros. Escribe sobre la sexualidad; sobre la búsqueda, sobre los encuentros. Varios de sus escritos están basados en anécdotas que escuchó en la cancha.

Facundo Soto – Fuente: http://www.sentidog.com


Nuestra cita es a las 16 en un café de Tucumán y Reconquista. Facundo avisa que lleva “chomba rayada, blanca y roja”, para que pueda reconocerlo. Antes que por la prenda, lo identifico por su mirada profunda y perceptiva. La charla fluye; Facundo habla con entusiasmo sobre los textos que ha estado escribiendo a pedido de Washington Cucurto. La propuesta era hacer una antología de cuentos gay para llevar a las secundarias. Me relata algunas historias que fue recopilando de diferentes escritores que conoce. Historias oscuras, con alto contenido sexual. Entre risas aclara que no lo editaron para los colegios. Ahí nació “Que vivan los putos”, antología de cuentos de género trash.

En un picado cualquiera mi alma se echa a rodar *

Hablando de lo que escribe, le pregunto sobre su libro “Juego de chicos”. ¿Cómo surgió? Yo jugaba en Los Dogos, un equipo de fútbol gay. Cuando entré ahí flasheaba con lo que veía. Llegaba a mi casa, me acostaba, tomaba agua, miraba el techo. Bajaba y me ponía a escribir. Este libro es muy luminoso. Muchas relaciones de amigos, cosas que pasan, entrenamientos; está la luna. Muy sexual también, pero desde un lugar no tan oscuro”. Y, ¿por qué el título del libro, “Juego de chicos”? “Mi interpretación es que las relaciones entre dos varones es como un juego de chicos. O es por lo menos cómo lo vivíamos ahí alguno de los jugadores. Como una cosa de hombre; cosas de chicos”. “[Los personajes son inspirados] por las cosas que escuchaba, que veía. Trotando escuché a un chico que decía: ‘Tener sexo es fácil, lo difícil es encontrar el amor’. Me inspiraba”.

Facundo agrega: “Yo siempre: contame una historia, contame otra historia.” Explica que varios jugadores que sabían que él escribía le pedían que cambiara sus nombres en las historias.Y para cuidar la identidad de cada jugador le puse el número de la camiseta y los cambié. El 2 por el 4, el 5 por el 7”.

Actualmente Facundo  colabora con el suplemento “Soy” del periódico Página 12. Escribe reseñas de teatro, y también escribió crónicas sobre un grupo de chicos gay que se juntaban a ver los partidos de Argentina en el mundial, como “La Transpiración”, “La cábala” y “Desodorante”. “Una vez entrevisté a un chico que jugaba en Ferro cuando era chiquito, en la reserva. Decía que también había una cuestión de negocios, de publicidad. Les sacarían el sponsor porque las hinchadas se volverían en contra de ese jugador”. Y agrega : “Es tan machista el ambiente que de eso no se puede hablar. No se puede decir o hacer. No hablar de eso, no ponerle nombre, queda ahí. Se hace pero no se dice. Lo hice pero que se yo. Una doble vida”.

Cada jugada que sueño se hace realidad *

“Gays Apasionados Por El Fútbol (GAPEF) es una liga en la que empezamos siendo 20, y ahora somos más de 80. Hay campeonatos los sábados, que son 8 o 12 equipos. Imaginate, cada equipo tiene 11 jugadores u 8. Un montón de gente, y cada equipo tiene un nombre, y están las entregas de premios. Somos muchos los que jugamos a ser jugadores profesionales. Es muy divertido, es un juego de chicos”, dijo Facundo. Y agrega: “Cada vez hay más equipos gays. Me enteré que había un grupo gay que jugaba, Los Dogos. Yo de chico jugaba al fútbol. Después dejé de jugar en mi adolescencia, cuando empecé a preguntarme por mi sexualidad, a tratar de reprimir mi cosa gay. Cuando empecé a jugar en Los Dogos tenía ganas pero, a la vez, tenía miedo de hacerlo con gente hetero calentona porque por ahí me pegarían si me mandaba algún error. Como soy muy sensible no me gusta que me griten, que me traten mal. Y me dije, por ahí este es el lugar ideal, por ahí hay más respeto. Sí, sentí que había mucho más respeto.”

Facundo agrega: “También conocí a gente de distintos perfiles: está el hijo del militar, una travesti, un gerente de recursos humanos, un gerente de márketing, uno que había sido director físico de San Lorenzo. Cada vez hay más grupos de fútbol gay”.

Toco y me voy *

Pero, al hacer un equipo únicamente gay, ¿donde está la inclusión? ¿No se podría pensar como auto discriminación? “Para lograr esa inclusión primero tenes que hacer. Solo no podés ir contra todo el mundo. ¿Cuántos en un equipo hétero gritan: ‘¡eh, puto de mierda!’ Tenemos que fortalecernos al jugar juntos, para después, en una segunda etapa recién integrarnos. Pero, hoy por hoy, necesitamos juntar fuerza para comenzar nosotros. Yo en el trabajo no puedo decirle a todo el mundo que soy gay, a alguno si me pregunta porque leyó una nota o compró el libro, sí, pero si no, no. Porque la gente no está preparada”.

“En el futbol hay mucha hipocresía, hay gente que ni si quiera se permite asumirse como gay. Hay mucho machismo. Hay mucho miedo todavía, y en los vestuarios también”, dijo.

* http://www.youtube.com/watch?v=IC_DXciO3DU

Lucia Cametti/M.P./Comisión 05

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Facundo Soto: fútbol, literatura y diversidad

  1. Pingback: Fútbol: cuando la inclusión marca la diferencia | Agencia TAO

  2. Pingback: Fútbol: crónica de un partido mundial | Agencia TAO

  3. Pingback: Comunidad LGBTTTI: del armario a la televisión | Agencia TAO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s