¿Regular las redes sociales para frenar los trastornos de conducta alimentaria?

Argentina es el segundo país, después de Japón, con más casos de anorexia y bulimia en el mundo. Esta problemática fue advertida por la Secretaría de Salud de Buenos Aires en informes publicados a principios del siglo XXI, y en la actualidad es ratificada por la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (ALUBA).  Si bien estas patologías tienen un origen multicausal, los profesionales de la salud aseguran que existe una relación estrecha con el uso de redes sociales. La agencia creativa We are Social reveló que a nivel mundial las personas pasan un promedio de 7 horas diarias en Internet. Nuestro país ocupa el quinto lugar en el ranking, con un promedio de 9 horas y media. Actualmente, 1 de cada 3 mujeres argentinas está atravesando un cuadro de Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA), según los datos de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP). Lo más alarmante es que se trata de jóvenes de entre 10 y 24 años, el grupo etario que más utiliza estas nuevas tecnologías. Para no seguir contribuyendo al aumento de casos, Pinterest e Instagram tomaron una serie de medidas que apuntan a disminuir el impacto que producen en sus usuarios los anuncios referidos a la pérdida de peso, los «me gustas» y la manipulación digital de las fotos. Pero, ¿es esto suficiente? Documentos filtrados del archivo de Facebook revelan que la empresa es consciente del daño que produce en los adolescentes y que, aún así, decide continuar con la misma política. ¿Se puede entonces confiar en que estas compañías produzcan sus propias regulaciones?

Créditos: Julián Pérez

El panorama ya era desalentador y el aislamiento durante la pandemia de covid-19 no hizo más que agravarlo. ALUBA afirmó que durante los primeros meses del 2020 registró casi un 40% de reactivaciones sintomáticas. En relación con esto, la nutricionista Agustina Taramasco comentó: “Durante la cuarentena estricta, las personas dejamos de movernos y, lógicamente, empezamos a quemar menos calorías de lo habitual. A eso se le sumó el hecho de que muchas familias, por miedo a salir de sus casas, empezaron a usar con más frecuencia las apps de delivery que, en líneas generales, ofrecen alimentos poco saludables. Todos subimos un poco de peso, pero en las redes lo único que se veía eran fotos de gente cocinando y haciendo ejercicio. Eso intensificó lo que es la presión social, esta idea de que tenemos que vernos de cierta manera para ser aceptados”.

Pinterest: primera red social que prohíbe los anuncios referidos a la pérdida de peso

Consciente de su influencia, Pinterest tomó la decisión de prohibir aquellos anuncios publicitarios que oferten pastillas que contribuyan a la pérdida de peso; que incentiven a las personas a someterse a procedimientos quirúrgicos; que muestren resultados cosméticos irreales; o que idealicen o menosprecien algún tipo de cuerpo. 

Lo llamativo es que no impondrá restricciones a la publicación de contenido no publicitario vinculado al adelgazamiento, es decir, que los “pinners” se seguirán topando con imágenes del tipo “antes y después” e infografías sobre dietas restrictivas. “Pinterest debería revisar su base de datos y analizar de dónde provienen la mayoría de estas publicaciones, si de anunciantes o de usuarios comunes. Si de 100 publicaciones, 90 son de anunciantes y 10 son de usuarios comunes, esos 10 van a seguir molestando, pero la situación va a mejorar. Ahora bien, si es al revés, entonces esta medida no aporta mucho, sí de manera simbólica, pero nada más”, expresó el psicólogo Nicolás Saporiti.

Este cambio en las políticas de uso es el segundo intento por proteger a los usuarios que la red social realiza. En el año 2012, Pinterest vetó el contenido que, acompañado de determinados hashtags, hacía apología a los TCA. Hoy en día, si una persona escribe en el buscador términos como “#anorexia” o “#bulimia”, la plataforma le informa que no hay pines disponibles y le ofrece ayuda profesional. Si bien la idea era buena, los pacientes de TCA comenzaron a alterar las etiquetas agregando, suprimiendo o modificando alguna letra: “#anarecsia”, “#bulimea”, etc. 

Según la Licenciada Taramasco, “Internet es difícil de regular y no podemos desligarnos de toda responsabilidad. Mi consejo para los padres o los amigos de un paciente con TCA es brindarle apoyo ꟷes muy común que los chicos no pidan ayuda por miedo a ser juzgadosꟷ, ayudarlo a modificar su entorno ꟷsi sigue a muchas influencers o modelos en Instagram, es recomendable que las deje de seguirꟷ y buscar acompañamiento profesional”.

Instagram: ¿desaparecerá el contador de “me gustas”?

En abril de 2021, Instagram comenzó a probar una función que les permite a los usuarios ocultar el contador de “me gustas” de las publicaciones propias y ajenas o, si así lo desean, sólo de las propias. Por el momento, la opción está habilitada para un pequeño porcentaje de usuarios a nivel global, pero en caso de ser bien recibida, la empresa la extenderá al resto. Para Saporiti, esto es poco probable que ocurra, ya que, según él, “Instagram es una gran caja de Skinner”.

“Podemos pensar los likes como la recompensa, y capaz el ´ciberbullying´ como el castigo. Si yo sé que cuando subo una foto en cuero recibo cierta gratificación, es muy probable que siga subiendo ese tipo de fotos. Si vos entrás a Instagram, vas a ver que casi todos los posts son iguales, porque la gente fue aprendiendo qué y cómo tiene que postear para obtener una buena recompensa. Esto puede generar una adicción, y siempre hago esta aclaración: no es adicción a las redes sociales, sino a la reafirmación afectiva”, expresó el licenciado, a lo que agregó: “Si Instagram eliminara los likes, tendría que inventar una nueva forma de recompensar a sus usuarios”.

En octubre de 2021, la ex gerente de productos de Facebook, Frances Haugen, filtró documentos al diario Wall Street Journal que revelan que Instagram es muy dañino para los usuarios más jóvenes, ya que fortalece los complejos que los menores tienen con su imagen corporal. Según Haugen, la red debería modificar su algoritmo para comenzar a mostrar una diversidad de cuerpos. De esta manera, dejaría de fomentar conductas adictivas. Sin embargo, no lo hace porque elige privilegiar “las ganancias por sobre la seguridad”. Facebook no desmintió las acusaciones, sino que “respondió” cortando, a nivel mundial y durante seis horas, el suministro de sus redes sociales.

La diseñadora gráfica Maia García Cao agregó: “Las redes sociales están diseñadas para retener a los usuarios el mayor tiempo posible. Todo, incluido el contador de likes, tiene una funcionalidad y está pensado por profesionales que se dedican al diseño UX (User Experience) y UI (User Interface). Instagram, por ejemplo, está intentando convertirse en un medio de venta online. Por eso, hace poco modificó el menú de abajo de todo. Ahora está diseñado para que el botón más accesible para lo que es la motricidad manual sea el del Shop. Y justo al lado tenemos el botón de los Reels, que es la alternativa que encontró para poder competir con TikTok y evitar que sus usuarios migren a esta otra red”.

Créditos: Julián Pérez

Nuevas leyes que obligan a los influencers a explicitar si sus fotos fueron retocadas 

Otra herramienta que pone en peligro la autoestima de los espectadores son los filtros o el excesivo retoque digital. Un estudio realizado por la marca Dove reveló que el 69% de los encuestados edita sus fotos antes de publicarlas y que el 20% se siente decepcionado de sí mismo por no tener en la vida real el aspecto que tiene en Internet. 

Algunos países comenzaron a tomar recaudos. Noruega, por ejemplo, aprobó en julio de 2021 una ley que obliga a todo aquel que publique contenido patrocinado en sus redes sociales a aclarar si fue alterado digitalmente. En caso de que haya sido editado, los influencers deben agregarle una etiqueta que diga: “la piel fue suavizada”, “la nariz fue afinada”, etc. Dichas etiquetas fueron diseñadas por el Ministerio de la Infancia y la Familia de Noruega

Para controlar que la disposición sea respetada, las plataformas cuentan con algoritmos capaces de reconocer la edición fotográfica, aunque si el retoque es muy sutil, el sistema falla. La norma aplica a Facebook, Instagram, Snapchat, Twitter y TikTok, y en caso de incumplimiento, el infractor debe pagar una multa o cumplir una pena de prisión. “La medida me parece fantástica. Funcione o no, demuestra que se está haciendo algo por mejorar la situación. A las personas les llevó un tiempo asimilar que en las películas los actores están disfrazados y tienen kilos de maquillaje. Hoy ya lo entienden. Pero en las redes sociales todavía no lo ven tan claramente, por eso está bueno que se empiecen a hacer estas aclaraciones”, opinó Saporiti. 

Si bien en Argentina no existe una ley que regule esta cuestión a nivel nacional, en la Provincia de Buenos Aires rige, desde 2017, la comúnmente denominada “Ley Anti-Photoshop”. Ésta establece que todo anuncio publicitario emplazado en la vía pública en el que aparezca una figura humana cuyo cuerpo haya sido editado, debe exhibir, con tipografía visible y clara, la frase: «Esta imagen ha sido retocada y/o modificada digitalmente».

Todas estas medidas contribuyen a atacar la problemática, pero Facebook Files evidenció que si estas organizaciones controlaran su hambre de monetización y se hicieran cargo del preocupante número de muertes al año de pacientes de TCA severamente desnutridos, se podría hacer mucho más de lo que se está haciendo. El mismísimo Sean Parker, co-creador de Facebook, lo admitió: «Explotamos una vulnerabilidad en la psicología humana. Y creo que los inventores, los creadores, yo mismo, Mark Zuckerberg, Kevin Systrom en Instagram, toda esa gente, lo entendíamos».

Roles asignados en la nota.

– Investigación: Melanie Cutini

– Redacción: María Emilia Ulla y Luciano Martínez

– Edición: Agustín Riestra

– Producción audiovisual: Julián Pérez

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s