Senegaleses en Argentina: un drama ambulante

 

Vendedores ambulantes senegaleses en Constitución. Fuente: Jorge Díaz, AgenciaTao.

Se estima que 5000 senegaleses residen en Argentina según datos de la Dirección Nacional de Migraciones. La mayoría son hombres, de entre 18 y 35 años, que habitan zonas de Buenos Aires y CABA. Según datos del Banco Mundial, escapan de una pobreza del 46,7% sobre un total de 12 millones de habitantes. Emigrar de Senegal es una posibilidad desde temprana edad, sin embargo, la elección de Argentina como destino se debe, principalmente, a una red de contactos que residen en el país más que a la valoración previa de un lugar desconocido.

Gisele Kleidermacher, investigadora especialista en inmigración senegalesa, describe: “Llegan alentados por alguien que vive en Argentina bajo una promesa de trabajo y progreso. Viven en pensiones de barrios porteños como Once y Constitución y comparten habitaciones precarias con sus compatriotas”. Pero no solo el precio de los alquileres les dificulta conseguir vivienda. Ababacar Sadikh Sow, secretario de la Asociación de Residentes Senegaleses en Argentina, apunta, en el documental Yo, afro, contra el racismo: “A veces ves un cartel de habitación disponible, pero ven que sos negro y te dicen que no hay habitación. Como si los negros fuéramos ladrones”.

Laboralmente se insertan en la economía informal, principalmente como vendedores ambulantes de bijouterie, ropa y lentes. Job Fallou, mantero senegalés en Constitución,  afirma: “En Senegal no hay trabajo. En Argentina la economía es mala pero al menos podemos trabajar”. También consiguen trabajar en bares, hoteles y proyectos artísticos de cine y teatro. Además, el Centro Universitario de Idiomas (CUI) ofrece cursos gratuitos de español para ayudarlos a integrarse socialmente. Aun así, la mayoría elige la venta de mercadería porque como expresa Kleidermacher: “Es barata, liviana, y no implica una pérdida importante si la quita la policía”. Esto se debe al artículo 83 del Código Contravencional que impide la venta ambulante no autorizada e impone multas de hasta 30.000 pesos. La represión policial representa una amenaza para la comunidad. Desde el Espacio Malcolm, lugar que defiende los derechos de la comunidad afro en Argentina, Federico Pita denuncia: “La policía toma de punto al de piel oscura y no solo a los senegaleses. Es un racismo estructural. En un país con 2 millones de afrodescendientes, la discriminación aparece en todos lados, desde los medios hasta la universidad”.

Otros problemas que enfrentan son: dificultades para legalizar títulos de estudios obtenidos en Senegal, prejuicios de empleadores que relacionan a África con falta de educación y, principalmente, conseguir una residencia legal. La Ley Migratoria 25.871, sancionada en 2004, hace al Estado responsable de garantizar el acceso a la salud, el trabajo y la educación de los inmigrantes pero afirman que no se respeta.

A pesar de los inconvenientes, Kleidermacher destaca: “En general, a sus familias les transmiten los logros”. Además, Fallou agrega: “Salvo excepciones, nos tratan muy bien. Nos gusta vivir en Argentina”. No es la pobreza únicamente la que motiva la emigración, sino un imaginario de progreso y un paso hacia la adultez. Noticias que sus familias esperan más que cualquier logro económico.

Jorge Díaz / P.V/ Co.1

 

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s