Caballito: ex alumna del colegio Santa Rosa se opone a la demolición

  A paso lento, ayudada por un andador, Lelia Matilde Aranguren recuerda con emoción cómo iniciaba primer grado en el Colegio Santa Rosa hace exactamente ochenta años.

    Lelia es nieta del Dr. Juan Felipe Aranguren, a cuya memoria y en mérito a su trabajo como primer director del Hospital General de Agudos “Dr. Teodoro Alvarez”, fue nombrada en 1951 la actual calle que atraviesa los barrios de Caballito y Flores. Aranguren queda a nueve cuadras de la entrada del colegio.

 En marzo de 1937, con seis años de edad, Lelia comenzaba su etapa escolar llena de ilusiones, y aún recuerda el sombrero  que la obligaban a usar, de esos al estilo “cloche”, una especie de campana encasquetada en la cabeza que tapaba las cejas. Suspira y sonríe.

 El gran portón sobre la calle Rosario le parece más alto de lo que es. Lelia lo atravesaba todas las mañana luego de caminar dos cuadras con su uniforme azul con tablas.

Lelia Aranguren, ex alumna del Colegio Santa Rosa Foto: Agencia TAO

Según recuerda Lelia, el barrio era muy tranquilo, las casas no eran de más de dos plantas y el tranvía pasaba por la Avenida Rivadavia. Rosario tenìa cierto movimiento comercial. “El colegio tenía lindos espacios abiertos dentro del cerco perimetral”, agrega.

 Al enterarse de la posible demolición del Colegio , Lelia no siente más que tristeza: “Me gustaría que conservaran su fachada al menos. Estoy en contra de la construcción de torres porque ya hay demasiadas en la zona de Caballito y va a producir un colapso en toda la ciudad, no solo en el barrio”.

 Pero la mirada nostálgica de Lelia no es solo la de una ex alumna, es arquitecta y sabe que la construcción de tantas torres es peligrosa. “Esa densidad de ocupación del suelo es un problema para la evacuación del agua y de esta manera seguramente se producirán inundaciones”, explica a este medio.

Mariana Cornell/ L.B/C 01

 

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Caballito: ex alumna del colegio Santa Rosa se opone a la demolición

  1. Lorena Bevilacqu dijo:

    Yo también soy ex alumna. Y más allá del hermoso recuerdo que tengo dentro de esos muros, que nos daban tanta contención; entiendo que la educación es la condición primaria para que nuestra sociedad pueda crecer. Es la educación de nuestros hijos la que debemos defender y hacer que protejan este derecho las personas que representan nuestro interés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s