Drag Queen: más allá de los boliches

foto 1.jpg

Si bien no es usual ver Drag en la Comic-Con, Natalia y Estanislao concurrieron montados a la edición 2017. Foto: Natalia (Meg Galáctica) – Estanislao (Dyhzy).

En la Antigua Grecia cuando las mujeres no podían interpretar artísticamente roles femeninos los hombres comenzaron a hacerlo. Así empezó el Drag Queen, llamado por primera vez de esa forma en la época de Shakespeare. Allí surgieron las house, una familia ensamblada de Drag Queens que compartía una estética y un mismo apellido Drag, y que se juntaban en salones. Entre las décadas de 1980 y 1990 el Drag empezó a ser relacionado con la homosexualidad. Durante esos años en Nueva York, se creó Club Kid’s, un grupo de personas caracterizadas por una estética exagerada al estilo Drag Queen. Este grupo modificó la industria de la moda, la música y el cine. En Estados Unidos cada estado tiene un estilo distinto de hacer Drag, y la Argentina fue influenciada por algunos de ellos.

En la actualidad, el Drag Queen se basa más en lo estético y las house no comparten un apellido, aunque sí se sienten como una familia, dijo Estanislao de 22 años, que hace Drag desde los 20 bajo el nombre “Dyhzy”. Para él es una forma de hacer política, ya no asociada solamente a la homosexualidad y sí a toda la cultura Queer. “Es un modo de decir: estamos acá y vamos a hacer lo que queremos”. Él creó su propia house, “House of Dyhzy”, porque se sentía disconforme con las que había. En su grupo buscan trascender, crecer y crear contenido para la gente.

Natalia de 23 años, novia de Estanislao, comenzó a hacer Drag hace cinco meses. Él la llevó a una fiesta Drag y desde ese día quiso hacer lo mismo que él. Su nombre artístico es “Meg Galáctica”. Para ella cuando uno hace Drag saca una parte interna oculta, por ejemplo, ella reúne la actuación y el baile, actividades que sus padres no la dejaron hacer de chica. Al draggearse usa barba para romper con la idea de que hacer Drag es parecerse a una mujer porque “no es así, el Drag no busca ser exactamente algo, es exagerar”, dijo.

Las mujeres que hacen Drag personificando a un hombre son Drag Kings, y las mujeres que personifican mujeres, Bio Queens. Pero a ella no le gusta este último término ya que, en la actualidad, el Drag busca romper las barreras sociales y sobre todo la barrera de género. Por eso ella no quiere que se sepa qué género tiene Meg Galáctica, si es una mujer o un hombre.

Para Estanislao la cultura Drag argentina está mucho más abierta a ciertas prácticas porque no se tiene los mismos recursos, pelucas o vestuarios, que tienen los grandes iconos Drags de Estados Unidos. Por eso, acá algunos recurren al cotillón para hacer sus vestuarios, y está aceptado por la comunidad Drag del país. “Hay muchísimas Drag Queen de cotillón que la rompen”, dijo.

Hace una semana fue la Comic-Con en Argentina, y ambos fueron draggeados. Afirmaron que no es usual ver Drag Queens allí, pero observaron que cada vez van más. Para ellos, ir a este tipo de eventos es una forma de salir de la rutina de ver a Drag Queens solo en boliches, como ocurría en sus inicios. Aunque señalaron que la gente que no está acostumbrada a verlos se ríe y les dice “trava”. “Hay que dejar de pensar que esto es algo de la noche. No, esto es algo que yo puedo hacer cuando se me cante”, dijo Estanislao.

Katherine Berrutti / A.V. / C. 03.

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s