Comedores escolares: emergencia en la provincia de Buenos Aires

El Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) denunció que se  redujo entre un 15 % y un 30 % la cantidad de cupos otorgados a los comedores escolares, a pesar de que reconoció que el gobierno de la Provincia de Buenos Aires duplicó en abril el presupuesto correspondiente al Servicio Alimentario Escolar (SAE).

El gobierno provincial de María Eugenia Vidal  aumentó el monto de cada cupo de $ 6,30 a $ 12, 60 para el almuerzo y de $ 3,90 a $ 7,90 para el desayuno. A su vez, el Ministro bonaerense de Desarrollo Social, Santiago López Medrado, sostuvo que en el SAE hubo un aumento de 48 mil cupos, según indicó a chequeado.com

Sin embargo, la Secretaria de Cultura y Educación de SUTEBA, Silvia Almazán, indicó que para que los chicos puedan comer bien se necesitan al menos $ 26. Además “el recorte de cupos impacta primeramente en el tamaño de la ración ya que los directores  se niegan a aplicar una política de ajuste que determine qué pibe come y qué pibe no, así como también, en el menú desaparecieron los lácteos, las frutas y las verduras”, expresó.

“No redujimos los cupos, los reacomodamos”, aseguró el Subsecretario de Fortalecimiento Familiar y Comunitario de la provincia, Gabriel Mércuri, y responsabilizó a los consejos escolares de ser los que determinan la cantidad de cupos y los usos del presupuesto. El funcionario explicó a AgenciaTAO que los menús de emergencia fueron aplicados mientras se regularizaba la situación con los proveedores pero que, una vez cancelada la deuda, los chicos debían recibir una dieta variada. “Con la duplicación del presupuesto y el reacomodamiento de cupos, pudimos darle a cada chico un vaso de leche por la mañana, carne hasta tres veces por semana y frutas de postre todos los días”, agregó.

De acuerdo con la denuncia de SUTEBA, el recorte de cupos afectó a instituciones educativas de todos los niveles, modalidades y distritos. “La demanda se incrementó debido a las condiciones macroeconómicas actuales”, aseguró el gremio.

Según los relevamientos llevados a cabo, en diferentes escuelas, por el sindicato el problema radica en que la solicitud de acceso a los cupos se realiza mediante “un certificado de pobreza” lo que dificulta el acceso al comedor porque, en muchos casos, los chicos están a cargo de un solo padre o estos poseen una situación laboral irregular o de trabajo informal.

Para Almazán resulta fundamental que el gobierno provincial implemente políticas públicas urgentes que garanticen el derecho de todos los niños a una alimentación digna y saludable en las escuelas. “Para un pibe con mala alimentación, un día de comida en la escuela, representa mucho en su vida”, afirmó la dirigente.

infografia

Autores: Katia Appelhans-Estefania Hernandez-Tomas Vaneskeheian .

Editor: B.F.

Comisión: 04

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s