El patrimonio arquitectónico porteño en peligro

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El patrimonio arquitectónico de la ciudad de Buenos Aires se encuentra en peligro de extinción.  El principal problema es el avance del negocio inmobiliario, avalado por la gestión del Gobierno de la ciudad, que se erige como una amenaza permanente contra los edificios, parques y otras construcciones de valor arquitectónico.

La protección del patrimonio cultural está establecida tanto en la Constitución Nacional  por el artículo 41, que expresa que “las autoridades proveerán a la protección del patrimonio histórico y cultural”, como así también en la de la ciudad de Buenos Aires, a través del artículo 32 que manifiesta que “Se garantiza la preservación, recuperación y difusión del patrimonio cultural, cualquiera sea su régimen jurídico y titularidad, la memoria y la historia de la ciudad y sus barrios”.  El arquitecto Marcelo Magadán, especialista en gestión del Patrimonio Cultural integrada al planeamiento urbano, afirma que “es importante proteger el patrimonio histórico porque nos ayuda a conformarnos, a nosotros y a las generaciones futuras, una identidad como sociedad, como grupo, barrio o vecinos”.

El valor del metro cuadrado promedio en Buenos Aires aumentó de 602 dólares en 2003 a 2320, 5 en 2014, según el informe de Precio de oferta de venta de departamentos de la Dirección de Estadísticas del Gobierno de la Ciudad.  Ese significativo aumento, sumado a que la disponibilidad de terrenos vacios para construir es casi nula,  produce que la estrategia del negocio inmobiliario sea buscar lugares para construir a cualquier precio, y si no existen, demoler edificios viejos para levantar torres.  Si bien existen diversas leyes que protegen esos edificios, muchas veces las empresas logran evadir las restricciones con el aval del Gobierno de la ciudad y del Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales (CAAP), y transformar en ruinas parte de la cultura de Buenos Aires.

En este contexto es que diversos profesionales y organizaciones civiles comenzaron a luchar desde hace años, muchas veces en conjunto, para proteger los edificios que pertenecen a la identidad cultural  y arquitectónica porteña y que están en peligro de desaparecer.  Un ejemplo es Basta de demoler, organización que surgió en 2006 a través de unos vecinos que se reunieron ante el inminente avance contra los edificios de valor histórico. Ana Bas, integrante de la organización desde sus comienzos, afirma que  “los desarrolladores inmobiliarios constituyen el mayor peligro para nuestro patrimonio. Y cuando están manifiestamente asociados y defendidos por el poder de turno se llega a situaciones de gravedad”.

Más del 50% de las construcciones en los últimos 10 años fueron realizadas en los tres barrios en los que más patrimonios arquitectónicos existen: Recoleta, Belgrano y Palermo, seguidos por Constitución y Balvanera.   Algunos ejemplos de edificios históricos que fueron demolidos son  la casa de los poetas Alfonsina Storni y Evaristo Carriego, ubicada en Terrada 578, en el barrio de Flores, o la Confitería Richmond, fundada en 1917, que en 2011 fue convertida en una tienda deportiva. “La explicación oficial es que se necesita densificar la ciudad, sin embargo no hay planes de vivienda social, es decir lo que se demuele es en el mejor de los casos para renta”, afirma Bas.

Hay diferentes mecanismos por los cuales se saltean las leyes para que edificios históricos desaparezcan.  Un ejemplo es la realización de demoliciones que nadie supervisa y que destruyen el edificio o parte de las fachadas para que sea dado de baja como patrimonio, que no sería posible si se ejerciera un control adecuado. “La política del Gobierno de la ciudad con respecto al patrimonio es muy ambigua. En teoría es de protección, de cuidado, pero la realidad deja mucho que desear. Ha habido una mezcla entre abandono y, muchas veces, malas intervenciones hechas sobre criterios erróneos que terminaron destruyendo más que protegiendo”, explica Magadán.

Pedro Vizio / M. G./ Comisión 01

 

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s