Desalojos: la otra batalla de Pavón

En  la  tarde  del  13  de  mayo  fue  suspendido  el  desalojo  de  los  vecinos  de Pavón 4127 pautado para el 20 del mismo mes.foto+ Sin dudas, se trata de un caso emblemático en la historia reciente de los desalojos en la ciudad de Buenos Aires.

13 de mayo: por la mañana, vecinos de las treinta y siete       familias       que      viven en Pavón 4127 esperaron parados en la puerta del Instituto  de la Vivienda de la Ciudad      de      Buenos      Aires (IVC) con la esperanza de que la suspensión      fuera      definitiva y resguardar así sus hogares.

El delegado vecinal Luis, tras esperar que se agrupen los manifestantes, impulsó a todos a desplazarse desde la entrada del IVC en el pasaje Carabelas hasta la de Carlos Pellegrini, mucho más visible  y concurrida.

De a poco la compañía se fue acrecentando: llegaron más vecinos y miembros de organizaciones  sociales  varias.  Las  promesas  se  sucedían  desde  la  primera  orden  de desalojo en marzo. La del 13 de mayo fue realizada por el director del IVC, Ivan Kerr, que había indicado que por fin alguien los recibiría. Unos pocos vecinos ingresaron al IVC con los legisladores  y esperaron allí hasta que alguien se dignó a atenderlos. En la calle se desplegaron las banderas en contra del desalojo como impulso para entrar y enfrentar la situación.

El panorama se dividió entre quienes ingresaron al edificio y quienes esperaron, estoicos, afuera. Estos últimos mostraron reacciones muy heterogéneas. Los hombres se vieron más seguros, tal vez para invitar a la esperanza. Dos mujeres parecían desesperadas. Al borde de las lágrimas buscaron el consuelo de los micrófonos para expresar su desesperación. No sabían cómo manejar la situación.

Al interior del IVC, el ascensor llevó al piso sexto, donde unas butacas recibieron a los vecinos y legisladores silenciosos. Algunos minutos fueron transcurriendo sin novedades hasta que alguien se atrevió a consultar la razón de estar allí, seguido de lo cual indicó con su papel de autoridad que “elijan a cinco de ustedes y pasen conmigo”.

Nuevamente el panorama se dividió: entraron cinco, el resto (no más de cinco también) aguardaron en las butacas. Reinaba la incertidumbre, el silencio se rompía por algunas palabras sueltas. Las charlas eran cortas y nerviosas. La espera se volvía eterna, vacía, incierta. Hasta que se abrió una puerta y volvieron “los cinco”. Todos de pie, al ritmo de “qué pasó”, “qué dijeron”. Los cinco que entraron fueron los voceros y hablaron ante la atenta mirada del resto. Una mujer le pidió a quien ofreció la reunión conocer su opinión, como parte del gobierno. “Dejo algo y vuelvo a hablar”. La parte del “vuelvo” jamás se concretó.

Victoria de los vecinos: desalojo suspendido

La espera terminó, los vecinos se chocaban entre sí buscando una posición más cercana al delegado del barrio, que entre aplausos salió del edificio. Las miradas se orientaron en una sola dirección: la del futuro, la de la solución. Era pronto aún para hablar de definiciones, pero  el  delegado  comenzó  a  solicitar  que le pasen los datos aquellas personas que no estaban inscritas en planes para conseguir una vivienda. No fue mucho, tampoco fue poco. Un vecino, entre charlas, expresó que esto lo sabían hace tiempo, que tendrían que haberse puesto en campaña antes.

Con incertidumbre y desazón, la muchedumbre empezó a esparcirse y cada cual tomó su camino. A pesar de las promesas de llamados y una pronta negociación, la concreción de la suspensión de la orden de desalojo no apareció hasta esa misma tarde cuando los vecinos recibieron la noticia con alivio y alegría.

Matías Hernán Piccoli – Elides Tejada/G.G./C01

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s