Novios a los golpes

A partir de los casos de Alicia Muñiz, Alejandra Rubio y Wanda Taddei, los noviazgos violentos se instalaron en la agenda de los medios de comunicación. Estas situaciones no son una “construcción”: existen. El Ministerio de Desarrollo Social porteño, a través de la Dirección General de la Mujer, informó que durante 2014 la línea de atención inmediata recibió más de 10.000 llamados, de los cuales 1000 fueron consultas de mujeres víctimas de noviazgos violentos.

Según el Consejo de la Mujer, siete de cada diez mujeres tuvieron noviazgos violentos. Verónica Marzano, integrante del equipo técnico de la Subsecretaría Unidad de Coordinación para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia del Consejo de la Mujer, explica cómo se puede reconocer a una mujer que se encuentra en una relación violenta: “El testimonio de ellas es la prueba más importante. Uno puede hacer una evaluación del caso, pero la mujer no va a reconocer que se encuentra en este tipo de relación. El Consejo no hace una intervención más allá de lo que la mujer quiere. Nosotros damos una serie de preguntas concretas acerca de la violencia que la mujer plantea y recibimos estas demandas”. Y agrega: “Hay una serie de temas a preguntar para poder reconocer si se está sufriendo violencia: control, celos excesivos, si te revisan los mails o el celular, que no la deje trabajar, que no la deje salir de la casa; antes de llegar a la violencia física hay una serie de indicadores”.

Nora Leal Marchena es médica psiquiatra, secretaria de la Sección Violencia Social y Patologías Emergentes de la Asociación Psicoanalítica Argentina, y describe cuáles son las características de quien ejerce la violencia en un noviazgo violento: “La persona violenta es una persona que tiene un pensamiento único, que no duda, que cree que lo que piensa es la verdad y no admite incertidumbres. Se maneja con certeza, y tiene al otro como un bien de su propio uso. No tiene sensibilidad”.

La violencia en los noviazgos no es exclusiva de las mujeres, los hombres también la sufren. Son una minoría y son escasas las menciones de ellos en los medios de comunicación. Marzano informa que en la línea 144 reciben denuncias de varones: “Nosotros tenemos llamados de varones híper marginales. Hay una doble estigmatización, son casos difíciles de denunciar y que probablemente no tengan el mismo origen ya que no podemos ponerlo como violencia de género porque eso es visto como del hombre hacia la mujer, y hasta está sustentado en un cuerpo teórico. El procedimiento es exactamente el mismo, después si ellos van a denunciar o no es otro tema, pero el procedimiento es el mismo y, la ley es igual para todos”.

Para quienes quieran denunciar una relación de estas características o recibir asesoramiento, la línea telefónica gratuita de asistencia social 0800-666-8537 funciona las 24 horas todos los días del año, y brinda asistencia especializada, orientación y derivación tanto a las mujeres víctimas de violencia de género como a los niños y niñas víctimas de maltrato y abuso infantil.

Pedro Ruiz de Galarreta/ Q.R./ Comisión 03

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s