Chile versus España: el fútbol como “venganza histórica”

Hace pocos días, la selección chilena dirigida por el argentino Jorge Sampaoli dio el primer batacazo del Mundial de Brasil 2014 al derrotar por 2 a 0 al campeón del mundo, España, y clasificarse por segunda vez consecutiva a los octavos de final de la competición. Paralelamente a aquello, y fuera de la cancha, se vivió un duelo particular: Las hinchadas de ambos países se enfrentaron en una guerra de cánticos, que más que representar el aliento previo característico de un partido de fútbol, parecía el reclamo de muy viejas disputas que nos remontan a la época de la conquista.

El territorio que ahora es Chile fue sometido al poder político de la corona española a partir de 1541, cuando Pedro de Valdivia, un militar extremeño, bautizaba como Santiago del Nuevo Extremo a la ciudad cordillerana que hoy es capital del vecino país. De ahí en más, y a  lo largo de todo el territorio, se sucedieron sangrientos enfrentamientos entre conquistadores e indígenas. Una de las consecuencias de tales disputas fue el casi exterminio de la cultura mapuche y la posterior dominación, tanto física como simbólica, del resto de las comunidades aborígenes.

La rivalidad entre Chile y España se disfrazó en Brasil de balón de fútbol para clamar por el honor del líder mapuche Caupolicán, quien resistió estoico la invasión española y, como consecuencia de ello, fue asesinado brutalmente por los conquistadores a través de un empalamiento rectal, cuyo significado, más allá de la muerte, apela a la humillación.

Nota de edición: La interpretación de este enfrentamiento de hinchadas expresa la opinión exclusiva del redactor. Cuando los hinchas chilenos reunidos en torno a su selección, a las afueras del Estadio Maracaná, desafían a los españoles a bajarse los pantalones (“Españoles, españoles, nos quisieron conquistar/ Bájense los pantalones/que los vamos a culear”) pueden aludir al “emapalamiento” del indígena Caupolicán pero lo hacen mediante una figura xenófoba y machista. “Culear” tiene una connotación sexual inequívoca, ya que se supone que cuando alguien es “culeado” (penetrado por el ano) ello equivale a decir, desde la perpectiva masculina tradicional, que fue sometido y “deshonrado”. De más está recordar que hay una enorme distancia entre la tortura por empalamiento y el sexo anal. Pero en estos cánticos vemos que la memoria de la violencia histórica es banalizada, neutralizada y desviada, por la xenofobia y el machismo, hacia el odio actual a los descendientes de aquellos conquistadores y hacia la sobreactuación de una supuesta revancha, superficial y políticamente ineficaz, a través del fútbol. Entretanto, las comunidades mapuches continúan siendo discriminadas y oprimidas actualmente más por los empresarios y dirigentes políticos chilenos que por los españoles.

 

mundial-brasil-2014-espana-chile

Charles Mariano Aránguiz marca el segundo tanto del partido ante el Campeón del Mundo. Foto: AFP

Cristóbal Salgado-Machuca / S. N. C. / C4

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Chile versus España: el fútbol como “venganza histórica”

  1. Pingback: Mundial Brasil 2014: La diversidad cultural en los “Fifa Fan Fest” | Agencia TAO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s