Pros y contras de la dieta vegana

Foto de miss violet19-vegana/No incluye licencia CC

El veganismo como régimen alimenticio consiste en abstenerse del consumo de productos de origen animal, es decir, lácteos, huevos, carnes de cualquier tipo e incluso mucosidades provenientes de animales como lo es la miel. En los últimos años, celebridades como Jared Leto y Natalie Portman se proclamaron veganos y el número de personas que siguen esta dieta va en aumento. Sin embargo, ha crecido la polémica entre quienes defienden este estilo de alimentación y de vida y ciertos especialistas en nutrición que afirman que seguir una dieta vegana sin tomar los recaudos necesarios puede resultar perjudicial para el cuidado de la salud.

“Somos herbívoros”

Juan Martín Castallares es chef de cocina macrobiótica vegana. Al preguntarle por los motivos que excluyen a los productos de orígen animal de la dieta vegana, responde: “Nuestra propia fisionomía humana nos limita en la alimentación. Tenemos solo cuatro dientes caninos para cortar carne, ocho dientes incisivos que se ocupan de cortar verduras y el resto para mascar cereales y legumbres: ya desde ahí tenemos una proporción del alimento que necesita el hombre”. Castallares añade: “Nuestro organismo no está preparado para asimilar el consumo de la carne: desde la longitud de nuestro intestino hasta el hecho que no jadeamos como los carnívoros, sino que transpiramos como los herbívoros. Pese a esto, podemos adaptarnos al consumo de carne, pero no es saludable”. El chef cuenta haberse acercado al vegetarianismo tras pasar una mala experiencia luego de comer carne en mal estado estando de viaje por Europa. Lo curioso es que en ese mismo viaje, vio como la gente cuidaba su salud a través de un orden de alimentos, que daba un papel relevante a los vegetales y cereales. Luego de este cambio, sintió que su cuerpo estaba en mejores condiciones e incluso dejó atrás los problemas renales que lo acosaban hasta ese ese momento.

“Se puede, siempre y cuando…”

En la otra vereda se hallan los especialistas en salud que, a pesar de reconocer las bondades de una alimentación natural, tienen una postura crítica ante la ausencia de consumo de productos derivados de animales. Luisa Martin, jefa de Alimentación del Hospital Ramos Mejía, afirma que “el veganismo se trata no sólo de un trastorno en la alimentación, sino que involucra componentes psiquiátricos”.  Según la doctora, es peligroso tener niveles bajos de hierro y vitamina B12 en el cuerpo, especialmente en un eventual embarazo: “Durante el embarazo, la madre está expuesta a una anemia fisiológica, ya que el bebé absorbe su hierro. Si hay carencia de este componente en su alimentación, la suplementación debe ser doble en estos casos, para evitar la falta de este mineral tan importante”. Respecto a los peligros de un veganismo mal llevado en los más pequeños, la especialista observa que “los problemas se ven en los niños en edad escolar, que tienen problemas de concentración y comprensión”.  No obstante, la buena noticia para los madres veganas es que, con la condición de haber amamantado durante al menos seis meses a sus hijos, ambos pueden subsanar su carencia de vitamina B12 con la administración de suplementos que permiten un desarrollo saludable. Es por eso que la doctora señala la necesidad de chequeos médicos constantes para comprobar que no falten componentes vitales en la sangre.

Gustavo Gerrtner/ T. B./ C4

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s