Muerte digna: el legado de Camila, Layla y Melina

Muerte Digna

Las madres de Camila Sánchez y Melina Gonzáles: casos paradigmáticos. Fuente: LA NACIÓN / Marcelo Gómez

Camila Sánchez vivió 3 años y nunca pudo expresarse, pero su llegada al mundo impulsó la lucha por la sanción de la “Ley de “muerte digna”. La niña nació con muerte cerebral por una mala praxis; fue reanimada pero entró en un estado vegetativo irreversible.

Durante un año se intentó mejorar su situación pero no se obtuvieron resultados, por lo cual su familia pidió el cese del tratamiento. Los médicos se negaron y desde entonces sus padres reclamaron por una ley. Una semana después de que el Senado la aprobara, en mayo de 2012, se le concedió a sus padres como representantes legales, el pedido formal para que se le retire el soporte vital y no se practiquen maniobras de resucitación.

Otra vivencia que se hizo conocida es la de Layla Caram, quien nació con un retraso psicomotriz y a los 8 años tuvo una parálisis facial. Su situación comenzó a empeorar, y luego de una crisis respiratoria, los médicos declararon que su enfermedad era irreversible. Los padres pidieron que se la desconectara del soporte respiratorio y 24 horas después murió. Su hermana, la periodista Sofía Caram, llevó su historia al Senado en el debate del proyecto de “muerte digna”.

Otro caso mediático fue el de Melina González, quien padecía de una enfermedad degenerativa del sistema nervioso que le causaba fuertes dolores, imposibilidades para moverse y dificultades para respirar. La joven dejó por escrito en un acta su deseo de que no se prolongue su agonía bajo mecanismos mecánicos, pero los médicos se negaron a sedarla. Melina, que vivió 19 años y pesaba 18 kilos, pidió a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por la creación de una Ley. Los doctores del Hospital Garraham aceptaron sedarla en marzo de 2011 para esperar inconsciente la muerte.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cristian Boviez | F.I. | Comisión 2

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Muerte digna: el legado de Camila, Layla y Melina

  1. Pingback: Muerte digna: tras 19 años de estado vegetativo, la Corte Suprema decidirá | Agencia TAO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s