Ley de Quiebras, un recorrido

Sesión parlamentaria para la reforma de la Ley de Quiebras. (Junio 2011)
FUENTE: http://www.ceoforum.com.ar

El 30 de junio de 2011, el Poder Ejecutivo Nacional, a través del Decreto 874/11, promulgó la Ley 26.684 que modifica la Ley 24.522 de Concursos y Quiebras. La nueva medida permite una mayor participación de los trabajadores en la recuperación de los medios de producción y la fuente laboral en caso de proceso concursal o quiebra.

Entre las principales reformas aprobadas, se incluyó la posibilidad de que continúe la producción de la firma por parte de los trabajadores, siempre que manifiesten la voluntad de hacerlo, incluso cuando la nueva cooperativa de trabajo esté en proceso de formación.

También, los trabajadores tienen prioridad para hacer una oferta y que se les adjudique en forma directa los bienes, mediante créditos laborales.
De esa forma, se evita el cierre de la empresa asegurando la fuente de trabajo.

Asimismo, durante la quiebra no se suspenderán los intereses de los sueldos no abonados, sino que se actualizarán hasta la fecha de pago efectivo, poniendo en igualdad de condiciones las deudas contraídas por la empresa con los trabajadores y con los acreedores.

Haciendo un poco de memoria,a partir de la década del 90, en nuestro país, las posiciones de mercado reguladas por el estado se fueron concentrando hacia las empresas con mayor capacidad de lobby. A su vez, se implementaron políticas con procesos inflacionarios que permitieron retrasar los niveles de ingreso del sector del salario. Este modelo desembocó en el proceso hiperinflacionario de 1989 que culminó a comienzos de 1991 con la sanción de la Ley de Convertibilidad.

A partir del 2001, cuando se generalizó el proceso de apertura económica a escala global y la consecuente desregulación de los flujos de capitales y mercancías, la rentabilidad se centró en dos ejes: la productividad mediante la reconversión productiva, o salir de la actividad con la consiguiente quiebra de la unidad lucrativa, con la migración del capital hacia la intermediación comercial de importación o la renta especulativa. A partir de esa época, aumentó la cantidad de concursos preventivos y, en consecuencia, se multiplicaron las quiebras.

Alejandra Sonzini/ Com. 1/ G. J.

Esta entrada fue publicada en Sin categorizar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s